Regala placer

"No pude evitar poner mis ojos en blanco, era un placer máximo, tuve un orgasmo, dos, tres, seguidos, era demasiado delicioso”
Helena Danae
21/11/2018 - 05:18

Hola, mis amores, estoy muy feliz de que me tengan en sus manos un miércoles más, espero que las últimas fotos publicadas les estén gustando, las hicimos en Aguascalientes pensando en ustedes.

Y en pleno noviembre, las tiendas ya están adornadas con tantas cosas que tal vez jamás utilicemos, pero que nos incitan a comprar, y con las luces ‘ya huele a Navidad’.  Al caminar por una tienda, me puse a pensar ¿qué podríamos regalar que en verdad sea de utilidad y no parezca que queremos poner a trabajar a la otra persona? es decir, no regales una licuadora que sabes que no es un regalo personal.

Y mientras pasaba por el área de lencería pensé “orgasmos, belleza, piel, placer” claro que depende de para quién será el regalo, pero ¿por qué no regalamos placer? Y no me refiero a que tú vayas y se lo proporciones, pero puedes obsequiar un vibrador.

Muchas personas ni siquiera saben que existen los vibradores o no tienen  claro el paraíso que te pueden proporcionar. Les confieso que yo creía que los vibradores eran lo mismo que los dildos, pero no es así y les explico, (por si tampoco saben) el vibrador como su nombre lo dice ‘vibra’ y hay de varios tamaños y figuras, mientras que el dildo es como un pene de plástico, aunque algunos también vibran.

Cuando tuve una balita en mis manos (un vibrador pequeño para el clítoris) conocí una nueva forma de placer, fue en mi primer escena con Sexmex, al prenderla noté que hacía un ruido muy fuerte, tanto que pensé que hasta podría llegarme a doler si lo ponía en mi clítoris, pero conforme fui usándolo, no pude evitar poner mis ojos en blanco, era un placer máximo, tuve un orgasmo, dos, tres, seguidos, era demasiado delicioso, y desde ahí fui comprando nuevos vibradores para poder satisfacerme yo sola o tener un plus con mi pareja.

Por eso, estoy convencida de que eso es lograr un momento de felicidad, entonces por qué no le regalamos vibradores o lencería sexy a esa amiga que sabemos jamás gastaría en un baby doll, porque cree que jamás se lo pondría, adelantarnos un paso y comprárselo, quién sabe, quizá un día al estar sola en su casa lo vea y piense: “Bueno, ya está aquí, qué más da si me lo pruebo”. Y vea lo hermosa que se ve y entienda que es bella y sexy, sólo le hacía falta probar una prenda que pudiera sacar su lado sensual.

A nuestra amiga que sufre de resequedad le podemor regalar un lubricante y sepa que es normal y que las relaciones sexuales se pueden disfrutar  al máximo. A nuestro amigo que quiere experimentar cosas nuevas, puedes invitarlo a una sexshop y que elija él mismo su regalo.

Dejemos de dar cosas desechables y que no sabemos ni siquiera si le van a gustar a la otra persona, mejor demos amor, orgasmos y nuevas sensaciones. Aunque puede que la persona se saque de onda al principio, seguro en la mitad de la noche, sola en su casa, vea que tal vez no es tan mala idea probar con algo nuevo y conozca un placer que no había sentido antes.

¡Los adoro, besos!

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS