¡Hasta explotar!

helena danae helena la mala sexo
"Ella terminó y quedó así tendida en la mesa sudando y jadeando”
Helena Danae
24/04/2019 - 05:18

Hola, mis amores, espero que su miércoles vaya de maravilla, les mando mi bonita vibra, para que si no es así, puedan mejóralo. Hoy quiero mandarles mi amor a todas y todos ustedes, y agradecerles por estar  desde el comienzo conmigo, por haberme apoyado y por seguir aquí.

Espero que siga siendo de su agrado todo lo que les escribo y ansío que lean cada una de mis palabras, imaginándoselas, y que sus cuerpos puedan sentir lo que les describo en carne propia.

Les quiero platicar un lesbian que hice, aquí van los detalles: 

Llegamos a la casa donde se iba a grabar la escena, después de descansar un rato, me metí a bañar y me depilé completa, para  quedar suave para mi compañera. Me puse crema en todo el cuerpo y un bálsamo especial en cada uno de los tatuajes para hacerlos brillar como si estuvieran recién hechos. Me perfumé justo en medio de mis lolas, para que con el calor de cada una de las escenas mi sudor oliera delicioso. 

Llegó mi compañera, joven igual que yo, traía una máquina sexual, que es un dildo puesto en un aparato mecánico, que hace movimientos para meterla y sacarla y cuenta con velocidades, empieza leve y cada vez va más duro. 

Vestidas con shorts y medias hasta las rodillas, comenzamos con las fotografías muy sensuales y acercándonos demasiado, pero sin tocarnos, así comenzamos a subir el volumen y los besos se dieron, primero piquitos y después con lengua, las manos jugaban con nuestros cuerpos y por arriba de la ropa podíamos masajear nuestra entrepierna. 

Pero cuando menos nos dimos cuenta, ya estábamos desnudas, ella propuso una posición en donde yo estaba acostada boca arriba con las piernas lo más cerca de mi cabeza posible y ella arriba de mí rozando mi cuerpo. Nuestras vaginas se tocaban levemente, pero esa sensación me excitaba cada vez más. Le hice un oral, la puse de perrito y así logre lamerla toda, ella apretaba el borde de la mesa y movía la cadera para pegarla en mi cara. 

Metía mis dedos en su ‘amiga’ para estimularla aún más hasta que estuviera lista para la máquina. La acosté boca arriba y le metí el dildo, con la máquina apagada, luego la encendí y fui subiendo la velocidad, ella me pedía más con la mano, así que la puse en la máxima potencia. 

Logré sostener la máquina con una mano y con la otra acariciar su pierna o su parte que estaba tan cerca de mí. De pronto, la vi apretando los ojos y supe que estaba lista para terminar, saqué el dildo y le di amor con mi mano. Ella terminó y quedó así tendida en la mesa sudando y jadeando. Cuando logró recuperarse me acostó en la mesa con una sonrisa pícara, como diciendo prepárate, sacamos mi dildo y ella me lo metió, le ponía de su saliva para que estuviera aún más lubricado y pudiera resbalar con facilidad.

Mientras me lo metía con una mano, con la otra masturbaba mi clítoris, hasta que logró hacerme terminar. Entonces comenzamos con la tijera, encontradas así podíamos tocarnos la una a la otra.

Estuvimos haciéndolo hasta explotar varias veces las dos, hasta que ya no pudimos más y la mesa estaba llena de nuestros fluidos y se escuchaba cada que hacíamos algún movimiento, por toda esa lubricación.

La escena quedó espectacular y creo que si la ven les va a encantar, estará en la plataforma de Mundo X y la actriz es Lily Queen. Espero con ansias leerlos la próxima semana. 

¡Los adoro!

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS