Quiere pecho de su mamá

Cecilia Rosillo
12/10/2017 - 05:00
 

Hola, mi duda es la siguiente: ¿Por qué hoy en día, a las mujeres les está gustando penetrar a su hombre?, ¿De verdad les excita esta práctica? O ¿se están volviendo lesbianas? Israel R.

La penetración anal es una práctica sexual que ha existido desde tiempos muy remotos, pero de la que no se hablaba y por ello la gente piensa que no se daba; sin embargo, ahora que hay más apertura sexual, y se habla abiertamente del tema parece que se pone de moda. Efectivamente, a muchas mujeres les excita, porque en el juego erótico, el rol de dominación que se adquiere al penetrar al otro genera fantasías muy fuertes en ciertas personas. No se trata de una práctica lésbica, de hecho muchas lesbianas no gustan de la penetración anal, ni darla ni recibirla; se trata de la idea y sentimiento de llevar el mando y dominar al otro lo que lo hace atrayente.

Tengo un problema, y no sé qué hacer. Desde hace tiempo tengo una idea en la cabeza y no sé cómo arreglarlo o de qué manera borrarlo de mi mente y es que me gustaría chupar los senos de mi mamá. ¿Estoy mal? ¿Hay alguna manera sana de hacerlo? Si ella no aceptara ¿sería ilegal usar somníferos? Mauricio P.

Te sugerimos que vayas con un educador sexual o sexólogo, ya que esta idea da la impresión de que tu desarrollo psicosexual no se ha concretado de manera correcta, pues estás buscando en tu mamá el objeto sexual que deberías buscar en personas externas a tu familia. Muchas veces el Complejo de Edipo no se superó. Por otro lado, la fijación en el amamantamiento podría indicar una dependencia enfermiza hacia ella. Por su puesto que es ilegal drogar a una persona para tocarla sexualmente, y tienen consecuencias legales.

Hola. Resulta que estoy teniendo mucha frustración porque no puedo hacer que mi novio se venga. ¿Cómo puedo lograrlo? Josefina R.

Lo primero que debes tener claro es que tú no puedes hacer nada, porque no es responsabilidad tuya, el orgasmo es personal y depende de cada quien llegar a él a través de los estímulos que la pareja prodiga. Si él te culpa de su incapacidad se está escudando en ti para no aceptar su problema. Lo único que puedes hacer es mejorar la experiencia sexual en cada encuentro dando más tiempo a las caricias, no presionando la penetración y dejando que tome su ritmo; además hablar con él sobre el asunto y de ser necesario acudir con el sexólogo.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK