Presagios que vieron los mexicas

Enigmas extraterrestres ovni presagios
Antes de la llegada de Hernán Cortés, llovieron cometas ardientes, hirvieron inundaciones y surgió la Llorona
Yohanan Díaz Vargas
16/02/2019 - 11:16

En 2019 se cumple el V centenario de la llegada de Hernán Cortés a México. Dicho momento de nuestra historia estuvo rodeado, según las crónicas, de diversos hechos milagrosos. En estas relaciones indígenas alusivas a la conquista aparecen descritos los prodigios que les anunciaron, según cuentan, que algo importante estaba a punto de ocurrir. 

Esos relatos recogen hechos que sucedieron poco antes de la llegada de los españoles al Golfo de México. Entre los informantes de estos acontecimientos se encuentran los indígenas de Bernardino de Sahagún, cuyo testimonio aparece al comienzo del libro XII del Códice Florentino. También recogen la misma información la Historia de Tlaxcala, de Diego Muñoz Camargo. Ambas fuentes narran una serie de presagios y prodigios funestos que afirmaron ver los mexicas y Moctezuma.

Según los informantes de Sahagún, “diez años antes de venir los españoles se mostró un funesto presagio en el cielo. Una espiga de fuego se mostraba como si estuviera goteando, punzando en el cielo”. Aseguran que la extraña luminaria se movía por el firmamento y podía observarse durante la noche; cuando se producía, “había alboroto general”.

INCENDIOS. La segunda señal fue un incendio “en la casa de Huitzilopochtli”. Cuentan las crónicas que “cuando intentaban apagarla, sólo se enardecía más. No pudo apagarse, todo ardió”. El tercer presagio funesto también está relacionado con un centro religioso, en este caso uno de los edificios del Templo Mayor, que “fue herido por un rayo”.

COMETAS ARDIENTES. “De día y con sol, salieron cometas del cielo por el aire y de tres en tres por la parte de occidente ‘que corrían hasta oriente’, con toda fuerza y violencia, que iban desechando y desapareciendo de sí brasas de fuego o centellas por donde corrían hasta el oriente, y llevaban tan grandes colas, que tomaban gran distancia su largor y grandeza; al tiempo que estas señales se vieron, hubo alboroto, ruido, gritería y alarido de la gente”. Se trata del cuarto presagio, en palabras de Muñoz Camargo. 

Con respecto a la quinta señal, las fuentes indígenas indican que hubo una inundación y que “hirvió el agua”. El sexto presagio funesto es de los más interesantes, pues parece ser el origen del mito de la Llorona, ya que, según Sahagún: “muchas veces se oía una mujer que lloraba; iba gritando por la noche: “¡Hijitos míos, pues ya tenemos que irnos lejos!”. Y a veces decía: “Hijitos míos, ¿a dónde los llevaré?”. El séptimo presagio nos habla de un pájaro ceniciento con una extraña malformación en la cabeza. Lo llevaron ante Moctezuma y lo tuvo por mala señal. 

La última señal habla del nacimiento de personas deformes. Estos son sólo ocho de los muchos episodios que, según los indígenas, se dieron antes de la conquista. Curioso que en muchos de ellos aparezcan esas misteriosas luminarias, como preludio del actual fenómeno ovni.

Ovnis sobre Naucalpan

Nuevamente Naucalpan, Estado de México, es escenario de un número considerable de avistamientos de objetos voladores no identificados que son captados tanto en la modalidad normal, como en la modalidad infrarroja, es decir, que son objetos que no se ven a simple vista.

En esta ocasión sucedió la noche del pasado domingo 21 de enero que se caracterizó por el fenómeno astronómico que cautivó a millones de personas en nuestro país, como fue el eclipse lunar total y luna de sangre, que también fue escenario para la aparición de ovnis.

Todo ocurrió cuando el cazaovni Lucero estaba en la ventana de su recámara que es el sitio donde tiene conectado los dispositivos de visión infrarroja, así como las cámaras normales para grabar cualquier objeto anómalo que se presente, y fue ahí que se percató, mientras se producía el fenómeno astronómico, que había dos objetos aparentemente esféricos, que avanzaban lentamente de izquierda a derecha de la toma, con una velocidad constante y a una altitud baja, lo que le permitió grabarlos por 40 segundos, pero que con este tiempo nos ayuda a entender que a estos objetos también les llamó poderosamente la atención este fenómeno natural.

Cuando estos escurridizos objetos pasan sobre su casa, ubicada en San Mateo, “los perros y pájaros se ponen muy nerviosos”, un hecho que ha sido reportado por otros cazaovnis desde los 90 en diversas partes de México, ¿pero que tecnología utilizan estos aparatos que alteran a los animales? Se desconoce por el momento, pero lo que más nos llama la atención es que estos ovnis están muy cerca de la aerovía San Mateo que lleva a los aviones hacia el aeropuerto de la Ciudad de México. 

Es un fenómeno que nos deja muchos cuestionamientos sobre la naturaleza de esta tecnología terrestre o extraterrestre.

(Fotos: Archivo El Gráfico)

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS