Solo fue la puntita y me dolió hasta el alma

Cecilia Rosillo
06/06/2019 - 05:18

>>Cuando le estoy haciendo sexo oral a mi novio, me encanta poner los dientes sobre la punta de su pene, sin morder, sé que le gusta, pero me doy cuenta de que me mira como con miedo, o soy yo la que lo pienso, no sé. No sé si está bien que lo haga o no por la cara que pone, pero a mí la verdad me excita mucho hacerlo.  Victoria A.

Los gustos en el sexo son totalmente personales, eso quiere decir que hay a quien le gusta ese tipo de sensaciones y a quien no. Para salir de dudas, lo mejor es preguntar al interesado, si él aprueba esa caricia no tienes nada que temer. Efectivamente, muchos hombres refieren que la sensación de los dientes en el glande puede causarles cierta incertidumbre, lo que también para algunos es fuente de placer, sin embargo, las relaciones sanas se basan en un código de confianza donde ambos toman acuerdos sobre la seguridad en las caricias. Quizá solo jugar a la posibilidad de una mordida sea el elemento que pone más excitación, quizá no. Háblenlo.

>>Quiero opiniones porque no sé si lo que hice estuvo bien, tengo una relación, o bueno tenía una relación de cinco años, en la cual mi pareja está obsesionado con el sexo anal, una vez lo intentamos y ni lo metió todo y me dolió hasta el alma, y no quise experimentar nuevamente ese dolor. Y esa fue la razón por la que él me dejó, porque dice que es hombre y necesita eso, y que si no se lo doy yo, pues me dejaría  para ir a buscarlo en otro lado, y así fue. Estoy triste, porque siento que más le importo eso a que quedarse conmigo y la relación de tantos años juntos. Lourdes O.

Pues sí le importa más su satisfacción sexual que una relación de pareja justa, equitativa y sana. Un hombre de este perfil no tiene nada bueno que aportar y suelen ser los peores amantes, pues su placer se centra en ellos y no en compartir y experimentar en pareja, por tanto no les importa si la mujer está o no satisfecha. El sexo anal, como toda práctica sexual, debe ser aprobada de común acuerdo, y de no haber compatibilidad, es válido pedir ayuda de un sexólogo para llegar a los acuerdos de maneras más justas y equitativas. Es normal que te sientas triste por ver que elegiste mal, pero  puedes encontrar a alguien que te respete. 

>>Mi pareja tiene una exesposa con la que tienen un hijo. Ella quiere lo más caro para su hijo, sin considerar que ahora su exesposo tiene una familia que también depende de él. La señora me odia y también le tiene celos a mi hija, que es hija de mi esposo. La señora siempre busca  que su hijo sea el centro de todo, sacando a mi hija. Ella le manda muchas fotos de su hijo, incluso si estamos en eventos de mi familia o si es cumple de mi nena. Mi marido no quiere problemas y no le dice nada, pero yo estoy cansada, al grado que hasta el sexo me sabe mal cuando pasan estas cosas. Ayuda. Magdalena G.

Una de las cosas que las personas deben tomar muy en cuenta cuando se casan con personas que tienen una familia previa, pese a mediar un divorcio, es este tipo de situaciones. El niño, la ex y tu marido forman una familia (no tradicional, obvio) pero al tener un hijo en común, para quien su familia es su madre y su padre, el contacto así como la frecuencia van con el paquete. Sería bueno que fueran a una terapia de pareja y de familia tu marido y tú, para que cada uno tenga claro su rol en los distintos escenarios que pisan, tú y tu hija son otra familia que tiene y con quien también tiene compromiso y responsabilidad.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS