La Pastora
Twitter: @LUPITAMARTINEZA
Facebook: /LupitaMartinezA

¡Todos coludos o todos rabones!

Mié, 20/07/2016 - 09:57

INCREÍBLE PERO CIERTO… Por muy raro que le parezca, lo que parecía que sería imposible se ha vuelto realidad. Recuerdo cuando un día un reportero dijo en un programa en el que yo participaba que la policía debería intervenir en un caso que había sido publicado en una revista. Obvio yo me reí porque imaginé al jefe de la policía pidiendo las revistas de chismes para ver si habría un delito que perseguir habiendo otros asuntos más importantes. Y bueno, si las cosas no son así, sí son bastante parecidas. 

Gerardo Ortiz fue detenido, acusado de hacer una “apología del delito” por un video en el que se supone asesinan a una mujer. Cierto es que es de muy mal gusto, que no es agradable y que es estúpido pero de ahí a que sea un delito. Y mire, se entendería si hubiera sido detenido por la participación de policías de verdad, por el uso de recursos ilícitos para la grabación del video, pero ¿por “apología del delito” y denunciado en redes sociales? Increíble. 

Sugiero, si se van a poner así de exigentes que pongan un poco más de atención en otros espacios. No sé, se me ocurre que quienes defienden la compra de mercancía ‘pirata’ o trivializan las violaciones que aparecen en las telenovelas o quienes incitan y promueven la discriminación también tienen una explicación que dar. Se me ocurre.

¡¡¡PAREN ESTA MASACRE!!! . Recuerdo perfectamente que en este espacio mencioné que el personaje de Betty Monroe, Esperanza en “Sueño de amor”, moriría. Lo dijimos también en el programa “De historia en historia” que hacemos Claudia de Icaza, Aurora Valle y yo en la plataforma de internet Spreaker. Betty Monroe se apresuró a desmentirnos vía sus redes sociales y aquí entre nos, querido público conocedor, yo creo que no imaginó nunca a lo que iba a llegar su personaje que lejos de ser dramático, raya en el humor negro involuntario (puntualicemos que el humor negro voluntario es sinónimo de inteligencia, pero el involuntario es ridículo, lo siento). 

Para que se de una idea de cómo siguen las cosas en esa historia, ahí tiene usted que a esta mujer Esperanza (Betty Monroe), le es diagnosticado un cáncer que resulta ser fulminante por el veloz deterioro que presenta y en una escena que pretende ser conmovedora, recibe una desfile de visitas (hijos, galán, ex galán, rival, ex esposo, etc…) con quienes habla en su lastimosa agonía cuando aparece el sacerdote, llevado por el ex esposo para casarse con ella. El padrecito se niega a casar a la moribunda y al guapísimo marido (Ernesto-Julián Gil) aun pudiéndolo hacer en ‘in artículo mortis’ es decir al borde de la muerte según su dicho, por las lamentables condiciones…. y ahí es donde no entendí si el ‘padrecito’ se refería a las lamentables condiciones del personaje o de la telenovela. Lo cierto es que el otro día que me preguntaban cuando terminaba “Sueño de amor”, solo atiné a decir que si bien no ha terminado, sí está acabada.

Twitter: @LUPITAMARTINEZA
Facebook: /LupitaMartinezA
EDICIÓN

CDMX

18/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES