En CDMX

Casa del Estudiante de Puebla le abre la puerta a alumnos de otras entidades

Casa del Estudiante de Puebla le abre la puerta a alumnos de otras entidades
La residencia puede tener una mínima parte de alumnos no originarios del estado
Miroslava Callejas
25/05/2019 - 10:35

La Casa Estudiantil Poblana tiene una peculiaridad respecto a las casas estudiantiles de otras entidades: recibe estudiantes que no sean propiamente poblanos.

“Yo soy originaria de Michoacán y supe de la casa por una amiga, procedente de Oaxaca, que vivió en la casa y con la que llegué a vivir aquí. Por lo que sé, el reglamento interno dice que entre el cinco y el diez por ciento de los residentes puede ser procedente de otros estados de la república” comenta en entrevista para EL GRÁFICO Rosa Chávez, estudiante de Ingeniería Física en la UAM Azcapotzalco.

El inmueble ubicado en la Avenida Ricarte número 580, en la colonia Valle del Tepeyac y fundado en 1958, cuenta con 18 cuartos, una cocina, dos salas comunes, un patio, lavadero, zotehuela y un pequeño jardín. Los moradores, que son 38 actualmente, pagan 440 pesos al mes en promedio para cubrir los servicios de la casa.

Iván Rivera, estudiante de Arquitectura de la UAM Azcapotzalco, comparte que la casa no fue su primera opción al venirse a vivir a la ciudad, antes vivió en el Estado de México y rentó durante algún tiempo, pero la necesidad económica lo hizo llegar aquí. “Vi que muchos amigos míos de Tehuacán vivían aquí, lo que hizo fue muy bueno para mí” menciona.

FALTA APOYO. Como en otras casas estudiantiles, una Asamblea compuesta por los miembros de la casa es la que lleva la administración de la misma, dividida en varias comisiones. “Hubo un tiempo en que los moradores sólo venían a dormir y ya, no había una participación por parte de ellos, lo que llevó a un descuido total de la casa” dice Mario Cruz, alumno de la carrera de ingeniería en Mecatrónica por el IPN.

“Durante mucho tiempo la casa, que es propiedad del estado de Puebla, recibió apoyo del gobierno estatal y depositaba el dinero a la Asociación Estudiantil Poblana, quien era la figura jurídica que llevaba la casa, incluso compañeros se organizaban para ir a la Central de Abastos a comprar cosas y los vecinos a veces venían a pedir cosas. Pero hace 12 años aproximadamente es que quitaron el subsidio” agrega Mario.

Los estudiantes buscan que regrese el subsidio gubernamental a la casa e incluso ya han realizado reuniones y gestiones para ello. “Ya nos pidieron los papeles para proceder. Nuestra generación se ha caracterizado por moverse constantemente, nosotros hicimos una pequeña remodelación a la casa, pero luego los recursos no nos dan” dice Mario.

Saúl Aguilar, otro morador y estudiante de la licenciatura Física y Matemáticas por el IPN agrega que este tipo de espacios ayudan a que más gente terminen con sus estudios, lo que genera un gran impacto social positivo. “Quisiera que en un futuro se aumentara la capacidad de admisión de estudiantes para que una persona de bajos recursos, como yo, tenga la oportunidad de estudiar”.

BUSCAN MÁS. Además de ser un lugar de residencia, lo que buscan los habitantes de la casa es que se convierta en un centro cultural, por lo que han organizado eventos en los que intentan mostrar y reforzar sus tradiciones. “Hace poco hicimos uno por el aniversario de la Batalla de Puebla donde realizamos talleres, exposiciones y finalizamos con un recital de canto y piano, quisiéramos que en un futuro la gente nos tenga como referente en donde ir para conmemorar la fecha”, finalizan los jóvenes.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS